El oro rojo de Navarra

pimiento-piquillo-lodosa

Por el título de este artículo bien podría parecer que estamos adentrándonos en un relato histórico. Pues bien, en cierto modo, así es.

Rojo inmaculado, como la bandera de Navarra, el pimiento del piquillo de Lodosa es el tesoro más preciado de esta tierra y hunde sus raíces en el Archivo de Indias y para llegar hasta nuestra mesa importado desde México, nada menos que por Cristóbal Colón en persona, quien se preocupó por traerlo a España. Llegado a España circularía por diferentes terrenos de nuestra piel de toro hasta ir a terminar en un rinconcito cuyo clima, tierra y temperatura lo harían evolucionar mejorando sus características hasta alcanzar su esplendor y quedar homologado bajo la DO Pimiento del Piquillo de Lodosa: “El oro rojo de Navarra

Estrenamos mes de noviembre y entramos en el último mes de su recogida de la presente temporada (septiembre – noviembre). Momento pues de máximo apogeo, no solo en su recolección, sino en su producción y posterior elaboración (no está de más hacer una visita a la página Web de la DO para mejor comprender el proceso y sus pasos).

Pimientos hay muchos. Del piquillo aparecen de vez en cuando sucedáneos o derivados, pero de Lodosa sólo los encontraremos en su término geográfico, y en sus ocho municipios. Aunque esto último tampoco es del todo cierto porque sus conservas ocupan lugares destacados en las despensas de todos los españoles.

Se trata pues de un manjar digno de los mejores paladares, y como tal no podíamos olvidarnos de él en Asador Imanol, en donde goza del protagonismo que bien merece en la carta de nuestra cocina vasco-navarra: relleno de txangurro, bacalao, rabo de toro o en sí mismos.

Etiquetas: , , , , , , , , , , ,

Deja un comentario

Restaurante Imanol
a Olga y María